¡Es que soy adicto!

Posted: 19th February 2007 by cesar in Cosas de la red, Leído por ahí

Qué americanos son los americanos. Y es que presten atención a la historia y díganme que podría haber pasado fuera de Estados Unidos, si se atreven.

El señor James Pacenza, de cincuenta y ocho añitos de edad, casado y con dos hijos, curraba (nótese el uso del pretérito imperfecto) para IBM. Y de vez en cuando se colaba en horas de oficina en un chat para adultos. Hasta aquí, nada anormal, la verdad. Resulta ser que IBM le pilla (qué cosas) y decide (quién lo iba a decir) echarle, aplicando la normativa de la empresa, habida cuenta que no era la primera vez y que ya le habían avisado. Hasta aquí, algo más inusual, pero tampoco nada como para llevarse las manos a la cabeza.

Lo curioso comienza cuando el señor Pacenza decide demandar a IBM y pedirle cinco milloncitos de dólares de nada. Y es que Jimmy (supongo que le puedo llamar Jimmy, a estas alturas) alega que él se apunta a los chats por motivos terapéuticos, ya que quedó traumatizado en Vietnam, y que de hecho el despido no es por eso, que él es muy inocente y que le echan por su avanzada edad, que con un año más en la empresa tendría derecho a la jubilación…

Nunca se sabe, y Jimmy podría ser el empleado modélico del año pero, la verdad, su caso no pinta demasiado bien…

Fuente. Vía.

  1. Vaya, nada más leer el título de la entrada, se me ha pasado por la mente que entonces, no podría aplicársele el “primera fase, negación”, dado que este sería más adecuada para “No soy adicto”. Pero luego, viendo por donde han ido los derroteros de la entrada, me parece que no tenía nada de sentido decirlo. Ahora bien, ya que lo he pensado, y que este es otro blog intrascendente, pues….como dirían Faemino y Cansado, voy y lo expongo.

  2. cesar says:

    Faltaría más. Que aquí el derecho de expresión intrascendente está garantizado por la constitución…