Por lo visto es así como se va a decidir el ganador de la Liga ACB de este año, con partidos que se decidan a un único tiro libre y por parte de un único equipo. Según El País:

El Winterthur Barcelona afronta mañana el primero de los tres ”match balls” que debe superar si quiere hacerse con el título de Liga ACB

Porque, entendámonos, un/a match ball o bola de partido es aquella que significa el punto de partido, es decir, el punto que, de ganarse, da la victoria sobre ese partido. De esta forma, y según el periodista, en los próximos días el Winterthur Barcelona hará tres tiros libres, y al primero que enceste, se acaba el encuentro y gana el campeonato.

Es posible que el redactado se refiriese a que cada partido, entero, puede ser el último, en cuyo caso debería hablarse de championship match, puestos a decir las cosas de forma extraña y extravagante. De todas formas, quién tiene esos championship matches no es, de hecho, el Barcelona, sino el Madrid, que es quien puede salir victorioso (que es lo importante en esa expresión, y no perder) de hacerse con el partido, pero eso ya es harina de otro costal.