Titula hoy Público: Recuperado el cuerpo de la joven madrileña arrebatada por el mar.

Y la pregunta es: el mar… ¿arrebató el cuerpo de la joven madrileña o el alma de esta?

En el primer caso, se debería haber escrito recuperado el cuerpo… arrebatado por el mar. En cambio, el actual titular da a entender un sentido figurado de “arrebatar”, interpretándose que la joven madrileña sentía su alma arrebatada por el mar, que a la joven le gustaba mucho el mar.

Más allá de si se trata o no de una incorrección, o de si es más o menos grave, de lo que sí se trata es de poca vista (y probablemente la inexistencia de una revisión del texto) de quien así ha titulado, dando lugar al equívoco… si es que ello no era intencionado, claro.