Alarmante el grado de desconocimiento científico y despreocupación de la prensa. Leo con relativa preocupación una noticia en LAVANGUARDIA.es sobre la sequía y la posibilidad que estudia el gobierno autonómico de traer agua en barcos cisterna, entre otros sitios, ¡de Almería! (tiene narices la cosa). Hacia el final de la noticia leo:

La capacidad de cada barco es de unos 300.000 litros.

300.000 litros son 300 metros cúbicos. Haciendo la raíz cúbica de 300 obtenemos algo menos de 7. Que quiere decir que 300.000 litros caben en un cubo de menos de 7 metros de lado. Me da a mí que les va a costar bastante encontrar barcos cisterna de tal capacidad…

Y lo peor de todo es que me juego lo que haga falta que alguien ha leído los 300.000 m3 que había al principio en la noticia y ha dicho “Anda ya, 300.000 m3. Qué bestia. Quita quita que seguro que son litros…”

Cójase una piscina de 50×20 metros de superficie y 2 de profundidad. 2.000 m3. 2 millones de litros. Van a hacer falta siete barcos cisterna para llenarla…

Otro detalle que debería haber hecho saltar las alarmas: 300.000 litros de agua pesan, poco más o menos, 300 toneladas. Un barco cisterna pequeño es capaz de cargar más de 10.000…

Felicidades a Jordi Bordas y Óscar Muñoz, que firman la noticia, y a todo el equipo editorial de La Vanguardia.

  1. isma says:

    Con semejante tráfico naval que se va a generar… habrá que ir pidiendo la transferencia de la gestión de los puertos catalanes, ¿no? Es que el nacionalismo no tiene límites, ya no saben qué inventar para poder seguir pidiendo ];)

  2. cesar says:

    Unos 30.000 metros cúbicos, era lo que tenían los dichosos barcos (http://www.lavanguardia.es/lv24h/20080317/53445582349.html)…

  3. Eso es lo que pasa por contratar a becarios y que los jefes de redacción no se miren el artículo, o que sencillamente, ellos son de letras, que esperas…