Pues sí, no me he podido aguantar…

Vale que entendamos como bellas artes algo más que lo que el diccionario nos dice —dibujos, pinturas y esculturas que son admirados por su belleza, por eso nos gusta que Ferran Adrià esté en la Documenta y que Armani exponga en el Guggenheim. Vale que comprar y vender arte pase por promoverlo… no vale que el toreo sea considerado como bella arte.

Lo que ya es alucinante es que NO haya ni un artista visual — audiovisual, plástico, conceptual o como queramos llamarlo… pero vamos, de esos que llenan los museos, salas de cultura, las bienales de arte, Internet, la calle, etcétera, de obras de arte — entre los que han recibido la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

¿Será que en ese mundo mejor no tienen lugar? Claro, que visto desde otro punto de vista, mejor que nos den de comer aparte.