…y todavía seguimos usándola.

Una (otra más) de tópicos de una pieza en El País firmada por Íñigo García:

contra la costumbre en la Red, lo que le sale es literatura

Hay que olvidarse de los diarios autorreferenciales y las diarreas mentales encriptadas

A lo que hay que añadir las ya habituales patadas al diccionario ortográfico (el resaltado es nuestro):

Cuando había mala ostia

Ya lo dice el entrevistado, Rubén Lardín:

Estamos dejando el timón en manos de los débiles, de la gente que diezma el lenguaje

Paciencia.